21 de febrero de 2015

Sobre Spotify

Últimamente he estado ocupado con la creación de mi nuevo blog en gallego y prometí ayer que pronto subiría otra entrada, así que aquí estamos. Aviso que a partir de ahora tengo pensado subir la mayoría de mis entradas al otro blog con una semana de antelación y esta entrada es una de esas excepciones. Otras excepciones pueden ser entradas en gallego que tengan por tema el uso del propio idioma, que no traduciré al castellano salvo demanda, y entradas que no se puedan traducir por pérdida de significado o de belleza (si es que la hay), como puede ser un poema. Tras este (laaaaargo) inciso, vamos con el tema de la entrada:

El logo me parece un poco cutre.
Hoy quería hablar de Spotify, y no, no me pagan aunque deberían. Me lo he descargado hace un par de días en el PC, pues no pienso gastar mis preciados datos en una aplicación para escuchar música, y la verdad es que es una buena herramienta para indecisos como yo. En esos momentos en los que no sé exactamente que escuchar, es de gran ayuda tener una aplicación que "pinche" por ti. Además también es útil para descubrir otros artistas y profundizar un poco más en géneros en los que aún no lo había hecho como me hubiera gustado.

¿El fallo? Evidentemente los anuncios. Quieren que te hagas premium a toda costa, lo cual con la oferta que no paras de escuchar tras cierto periodo de tiempo (el cual no me he parado a calcular) parece una maravilla: 99 céntimos (un euro, que cojones...) por tres meses. ¿La trampa? Sólo son los tres primeros meses, después pasa a ser 10 pavazos al mes, lo que me parece una auténtica salvajada. Los anuncios no son tan molestos al fin y al cabo, estoy usando Spotify mientras escribo esta entrada y hace un buen rato que no me asaltan con publicidad. 

Esta publicidad también tiene otro fallo. De vez en cuando recomiendan listas o artistas, pero generalmente lo que publicitan ni me interesa. Deberían basar la aparición de esos anuncios en función del gusto del oyente. Es cierto que lo que anuncian es lo que más vende y por tanto lo más escuchado, pero a mi no me gusta esa tendencia. No es que no me guste la música comercial, es más, por poner un ejemplo, me gusta Lady Gaga, así como otros artistas como Lana del Rey o Sía y algunas canciones de otros artistas que por lo general tampoco es que me hagan especial gracia.

¡Oh, mira! Ahora mismo me acaban de saltar los anuncios, y no, no me gusta Ricky Martin ni Daddy Yankee. A eso me refería. Bueno, creo que no tengo nada más que decir sobre Spotify, así que me despido mientras me pongo una lista de jazz latino. Si tienes algo que aportar, ya sea una opinión o crítica, no dudes en decirlo en los comentarios.

PD: Sí, he resaltado en negrita las cosas negativas. Ya sé que no hablo tampoco tan mal de la aplicación, pero así lo malo parece más malo. Muahahaha xD

Que tengais suertecita,
Amroth Rhymes